Las madres de niños de entre 0 y 3 años que acudan a guarderías o centros de educación infantil autorizados podrán deducirse en la declaración de la renta de 2018 hasta 1.000 euros.

La medida tendrá efecto por primera vez en la campaña de la renta que arranca en abril.

Este ‘cheque bebé’ es un extra sobre los 1.200 euros anuales deducibles reconocidos hasta ahora.

¿Quién puede solicitarla?

Las madres que en 2018 han trabajado por cuenta propia o ajena y que hayan enviado a sus hijos a estos centros pueden solicitar esta ayuda.

Serán deducibles las cuotas pagadas a guarderías y centros de educación infantil autorizados, la inscripción y matrícula, la asistencia – en horario general y ampliado- y la alimentación. Solo se tendrán en cuenta meses completos.

Sin embargo, no serán de aplicación las cantidades satisfechas por la empresa en la que trabajan el padre o madre y abonadas a través de cheques.

¿Cómo se tramita?

Las madres no tendrán que solicitar ningún certificado a Hacienda de cara a la campaña de la Renta 2018, simplemente, deberán cumplimentar las casillas correspondientes en su declaración.

Simplemente se tienen que marcar o rellenar las casillas correspondientes en la declaración.

Las guarderías y escuelas infantiles tenemos que presentar una declaración informativa a la Agencia Tributaria con los datos de los menores matriculados durante algún mes completo de 2018 antes del 15 de febrero

Somos nosotros los que vamos a cumplimentar el modelo 233 e incluir datos relativos al NIF de los progenitores, los datos de los menores que cumplan hasta tres años en dicho ejercicio, los meses completos de asistencia, los gastos anuales pagados y el importe subvencionado.

En La Casita nos preocupamos por tener informados a todos nuestras madres y padres de la nueva normativa y estaremos encantados de resolver las dudas que os puedan surgir