La psicomotricidad permite al niño explorar e investigar, superar y transformar situaciones de conflicto, enfrentarse a las limitaciones, relacionarse con los demás, conocer y oponerse a sus miedos, proyectar sus fantasías, vivir sus sueños, desarrollar la iniciativa propia, asumir roles y disfrutar del juego en grupo, trabajar en libertad y sobre todo, expresar sus emociones y cómo se sienten. Por eso en La Casita Bilingual School consideramos muy importante las clases de psicomotricidad como parte importante del desarrollo físico del niñ@ y lo incluimos en nuestro proyecto educativo de centro. Los beneficios que se obtienen a partir de las actividades psicomotrices para los niños son enormes donde trabajaremos lo siguiente:

  • Conciencia del propio cuerpo parado o en movimiento.

    Dominio del equilibrio.

    Control de las diversas coordinaciones motoras.

    Control de la respiración.

    Orientación del espacio corporal.

    Adaptación al mundo exterior.

    Mejora de la creatividad y la expresión oral de una forma general.

    Desarrollo del ritmo.

    Mejora de la memoria.

    Dominio de los planos: horizontal y vertical.

    Nociones de intensidad, tamaño y situación.

    Discriminación de colores, formas y tamaños.

    Nociones de situación y orientación.

    Organización del espacio y del tiempo.

    Expresión de las emociones a través del movimiento y la música.

Lo que se pretende es que el niño se divierta al tiempo que también desarrolle y perfeccione todas sus habilidades motrices básicas y específicas. Todo ello basado en una visión global de la persona donde se integre las interacciones cognitivas, emocionales, simbólicas y sensoriomotrices para desarrollar la capacidad de ser y de expresarse de los niños en un contexto psicosocial.